Casa Ho ganó el premio Amigos de la Movilidad Sustentable

Potenciar las experiencias en espacios cotidianos a través de la arquitectura. Ese es el objetivo del Estudio UnoEnUno, que desarrolla propuestas arquitectónicas y decorativas con la sustentabilidad como eje. Su última propuesta es Casa Ho, en el barrio porteño de Coghlan, un amplio complejo de viviendas reconocido por el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires con el premio “Amigos de la movilidad sustentable”.

El símbolo del proyecto es una inmensa rampa exclusiva para bicicletas. La estructura tiene tanto de lúdico como de práctico y representa la filosofía del estudio: diseñar para potenciar la experiencia del espacio. Diego Rybka, parte del estudio, explica: “La búsqueda que hacemos es pensar cómo podemos mejorar la calidad de vida de las personas que viven en nuestro edificio”. En ese sentido, agrega: “la movida verde, sustentable, da un valor agregado a tu vida cotidiana”.

¿Cómo se representa esa búsqueda? A través del tipo de plantas que usan en las áreas verdes o incorporando algunos metros cuadrados de grama natural en las terrazas y balcones del edificio. “Buscamos tener plantas que responden bien dentro de un mismo sistema y que, con el paso de los años, van trayendo fauna. Es un sistema vivo” no artificial, como la génesis de pequeños bosques.

Esa forma de trabajar también es su manera de competir dentro de un mercado inmobiliario condicionado por económica. Acerca del presente del sector, Rybka opina que “el mercado hoy está difícil porque tenemos muchos meses de volatilidad cambiaria que no ayudan en la toma de confianza”. Y, en esa encrucijada, el plus de la propuesta puede hacer que el cliente se decante.

El gen de esta filosofía surgió de un vacío que está presente dentro de la industria argentina. “Veíamos que, en general, esta escala del negocio, es muy de generar cierto grado de imitación de la experiencia real y hacerla un poco de plástico. Queríamos hacer experiencias reales”, dice Federico Brancatella, parte de la organización.

Además de ese fin, Casa Ho también representa una serie de estudios vinculados con la cultura y la historia del barrio, Coghlan, para armonizar con la tradición de la zona y, a su vez, buscar oportunidades para mejorarla. Esas chances son parte de la estrategia de venta que aplican, al permitirles ofrecer un valor agregado como el bike friendly, el perfil sustentable, microcine, sala de música, o el diseño de murales en algunas paredes. En palabras de Rybka, esos son “pequeños detalles que no hacen al costo pero sí hacen al impacto vivencial del edificio”.

Fuente: elintransigente.com

Comentarios

Entreplanos



Auspician Entreplanos




Newsletter







Comentarios